7 geositios que no debes perderte en Lanzarote

El origen de la belleza de Lanzarote se encuentra en su geología, en sus paisajes naturales, en su evolución, en los materiales primigenios que conforman su patrimonio geológico. Volcanes, acantilados, cuevas, playas, coladas, jameos, calderas e islotes han hecho de esta isla un lugar en el Atlántico geológicamente único.

A través de este post te ofrecemos un recorrido en el tiempo por los 7 lugares geológicos (#geositios) más sorprendentes de esta isla y nos gustaría que compartieras con nuestr@s seguidor@s el paisaje que más te gusta de nuestra isla a través de los comentarios en este post.

Geositios Lanzarote. Canarias.

1. Riscos de Famara. con una antigüedad aproximada de 10 millones de años y una longitud de 23 Km, conforman el accidente geomorfológico de mayor envergadura de la isla sobre el que se encuentra además su máxima altitud, las Peñas del Chache (670 m). La parte occidental del Macizo de Famara está caracterizada fundamentalmente por zonas acantiladas que llegan a los 500 metros de altura, desde donde se obtiene una de las mejores vistas del Archipiélago Chinijo. Los materiales que se desprenden con la erosión de estos riscos, suavizan en algunas zonas este acantilado, facilitando el desarrollo de playas como la de Famara, la del Risco y la de la Cantería.

.

2. El Jable. En la parte central de la isla se encuentra una franja de arena de origen marino conocida como “El Jable”. Esta arena constituida por restos de origen orgánico (moluscos y algas calcáreas) es desplazada por los vientos desde la playa de Famara hasta los pueblos de Playa Honda y Puerto del Carmen, conformando en su recorrido paisajes de dunas y llanos de jable (arena) de gran interés geomorfológico, biológico y agrícola.

.

3. Archipiélago Chinijo. Un estrecho brazo de mar separa la isla del Archipiélago Chinijo, un pequeño archipiélago localizado al norte de Lanzarote y conformado por una pequeña isla (La Graciosa), dos islotes (Alegranza y Montaña Clara) y dos roques (Roque del Este y Roque del Oeste o del Infierno). La formación de este pequeño archipiélago comienza hace unos 45.000 años con emisiones volcánicas marinas que formarían parte de la isla de La Graciosa, sucediéndose posteriormente una serie de calmas y erupciones sucesivas que conformaron el resto de los islotes y roques. En este archipiélago encontramos estructuras geomorfológicas muy variadas, desde pequeños conos volcánicos, espectaculares calderas (en Alegranza y Montaña Clara), depósitos dunares, coladas, acantilados costeros, playas, etc.

.

4. Volcán de La Corona. Es el cono volcánico situado a mayor altitud de la isla (609 m). Con una antigüedad aproximada de 20.000 años se encuentra localizado en el municipio de Haría, y de él proceden las lavas que constituyen el Malpaís de La Corona. Por el subsuelo del Monumento Natural del Malpaís de La Corona discurre un tubo volcánico de más de 6 kilómetros de longitud, que comienza en el cono volcánico y finaliza en el mar, formando un túnel submarino de un kilómetro y medio llamado Túnel de la Atlántida. Dos de los tramos de este conjunto de galerías están habilitadas para las visitas turísticas, la Cueva de Los Verdes y los Jameos del Agua.

.

5. Parque Nacional de Timanfaya. Declarado Parque Nacional en 1974 por ser una de las representaciones más importantes del volcanismo reciente de nuestro país. Comprende casi una cuarta parte de la superficie afectada por las erupciones acaecidas entre los años 1730 y 1736, incluyendo además, uno de los últimos volcanes activos de la isla, el Volcán Nuevo de El Fuego (o Chinero), correspondiente a las últimas erupciones de la isla en 1824. En este espacio podemos observar estructuras geomorfológicas de una diversidad extraordinaria (hornitos, tubos volcánicos, jameos, coladas, conos de cínder, etc.).

Un paisaje tremendo pero también magnífico, infernal y sugerente (…). Hay montañas por todas partes, las que se encuentran frente a nosotros son montaña de fuego por antonomasia tanto por su naturaleza como por su color (…). Las manchas de tierra de un color rojo, vivo e intenso, que contrastan con el flujo negro expelido por las entrañas de la tierra, son muy atractivas. El silencio es agobiante y terrible. Nada se mueve; no hay ni siquiera una ramita que nos indique donde sopla el viento; sólo aridez y desolación

Texto de Olivia Stone durante su visita a la isla en 1883. Libro Tenerife and its six satellites, publicado en Londres, en 1887.

.

6. Volcán de El Golfo: Mientras Pancho monta a caballo y va a por más [agua] al Islote de la Vieja, nosotros nos vamos a visitar la montaña del Golfo. Esta montaña que forma un islote rodeado por las lavas del siglo XVIII presenta hacia tierra, o sea, al Este, un cerro de cumbre redondeada constituida por viejas tobas, cerro que se enlaza hacia Poniente con otro que presentaría hacia el Oeste una depresión crateriana dentro de la cual el mar ha penetrado ensanchándolo y destruyendo en gran parte este segundo cerro […] Lo interesante de este viejo grupo volcánico es el cráter ensanchado por el destructor impulso de los temporales y el formidable ariete de las olas hasta reducir la montaña a un cascarón, y llenar el ahondado cráter con tranquila laguna de las transparentes aguas que se filtran a través de las negras gravas y arenas que la aíslan del mar […] Ocupa el cráter una laguna alargada que tendrá un centenar de metros de largo por 30 ó 40 de ancho y una profundidad quizás de tres metros por algunos sitios. La laguna está separada del mar por una ancha faja de grava y arena negra resultante de la trituración de las lavas, alimentándose con el agua que se filtra a través de las arenas.

   Eduardo Hernández-Pacheco. Por los campos de lava. Relatos de una expedición científica a Lanzarote y a las Isletas canarias. Descripción e historia geológica [1907-1908]. Fundación César Manrique.

.

7. La Geria. El paisaje de La Geria comienza a conformarse tras las erupciones de Timanfaya. Parte de las cenizas de estas erupciones fueron depositadas por los vientos alisios hacia el Sur y el Este, por lo que las montañas y valles de esta zonas quedaron cubiertos por espesores variables de lapilli (rofe, picón, arena). A la importancia geológica de este espacio, se suma la incesante labor del campesino conformando uno de los paisajes agrícolas y culturales más espectaculares y armónicos del planeta, que recibió en el 2013 el Premio Internacional CICOP 2013 a la Conservación del Paisaje Cultural.

.

.

–> Participa en este post a través de los comentarios, compartiendo el nombre del paisaje más bonito que tú consideres de la isla de Lanzarote con todos nuestros lectores y lectoras.

–> Tuitea con la etiqueta #100geositios tus lugares favoritos con carácter geológico, paisajístico, paleontológico, etc. de Canarias y compártelo con todas las personas amantes de los paisajes y la geología de nuestro país. Iniciativa impulsada por el Instituto de Geociencias.

.

Anuncios

Un pensamiento en “7 geositios que no debes perderte en Lanzarote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s