Los objetivos, con fecha de entrega, por favor

Imagina que tu jefe viene un día y te dice: “Van a venir unos clientes muy importantes de Singapur el jueves. Quiero que organices su visita. “ Si se tratara de mí, una retahíla de preguntas empezaría a torpedear mi mente: ¿Quiénes son estos clientes? ¿A qué otros eventos asistirán durante su visita? ¿Cuál es el objetivo de su visita? ¿Qué expectativas tienen de este viaje? ¿Qué pretende la empresa? ¿Es la primera vez que vienen? ¿De cuánto tiempo disponen?

El problema de que te planteen un objetivo tan difuso es que no sabes muy bien qué se quiere conseguir, dónde están los límites, cuáles deben ser los parámetros o pautas, y tampoco sabes cómo esta misión encaja en el entorno global de la empresa, en su estrategia.

Para que un objetivo se cumpla, debe enunciarse de forma inteligente, o mejor dicho, de forma más inteligente. Debe ser un objetivo SMARTER. SMARTER es un acrónimo que en inglés significa:

diferencia es la fechaS – Specific (concreto)

M – Measurable (medible)

A – Achievable (alcanzable)

R – Realistic (realista)

T – Time bound (con fecha de entrega)

E – Ethical (ético)

R – Relevant (relevante)

Si volvemos a nuestro ejemplo, un líder consciente previsiblemente le pediría a su secretaria que organizara la visita de los clientes de Singapur en los siguientes términos:

Líder: Laura, ¿Cómo lo tienes para organizar la visita de los clientes de Singapur?

Laura: ejem …. Bueno, Pablo, eso depende … ¿Qué es exactamente lo que necesitas?

Líder: Ellos van a estar aquí asistiendo a jornadas de trabajo durante una semana. Lo que quiero es que les organices las actividades lúdicas los 5 días que estarán aquí. La jornada de trabajo será de 9 a.m. a 3 p.m. Necesito que pienses en actividades que les entretengan y les dejen impresionados del país en el que vivimos. Quiero que regresen a Singapur con la idea de que pueden seguir confiando en nuestra empresa. De modo que las actividades que organices tienen que llevar el sello de “profesionalidad”, “buen gusto” y “buen humor”.

Dispones de dos semanas para prepararles una semana de ensueño, tradición y diversión. Nos consta que ellos valoran nuestra cultura y además de aprender sobre nuestra historia y raíces, quieren pasar un buen rato.

Laura: Hecho. Si puedo apartar mis otras actividades y dedicarme únicamente a esto, te garantizo que lo pasarán en grande y la empresa causará una buena impresión.

Líder: Laura, dos semanas de dedicación exclusiva a ello es mucho, ¿no te parece? Me preocupa que al desatender tus otras tareas, el resto del equipo salga perjudicado. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Laura: Tienes razón Pablo, no había caído en eso. Mmmmmm … ¿Qué te parece si dedico las mañanas a organizar la visita de los clientes y las tardes a hacer las tareas más urgentes e importantes? Puedo pedirle a Ana que atienda las visitas y las llamadas. Ella lo hará bien.

Líder: Me parece bien, Laura. Si necesitas consejos, información o ayuda, por favor, dame un toque. ¡Ah! Y pásame un planning 2 días antes de la visita. Me gustaría revisarlo.

Laura: ¡Gracias Pablo, lo haré!

Si volvemos a los objetivos SMARTER, éste cumple todos los requisitos.

  • Es específico, puesto que Pablo le pide a Laura que organice actividades lúdicas durante 5 días por las tardes, a partir de las 3 p.m.
  • Es medible, porque el resultado se verá en la forma de un planning
  • Es alcanzable, porque Pablo y Laura han encontrado la manera de dedicarse a la organización de la visita, delegando parte de las tareas de Laura en Ana
  • Es realista, porque los clientes de Singapur podrán disfrutar de la ciudad y la empresa después de la jornada de trabajo. Además las actividades que se organizarán responderán a sus expectativas de disfrutar y conocer la cultura y las tradiciones del país.
  • Tiene una fecha de entrega (Time bound), porque dos días antes de la llegada de los clientes, Laura tiene que pasarle el planning a Pablo.
  • Es ético, porque es coherente con los valores de la empresa de “profesionalidad”, “buen gusto” y “buen humor”.
  • Es relevante, porque responde a las necesidades y expectativas de los clientes. Además, las actividades lúdicas que organice Laura responderán al doble objetivo de la empresa de causar una buena impresión y afianzar el vínculo de confianza con los clientes de Singapur.

Así que de ahora en adelante, os propongo que cada vez que os marquéis un objetivo, lo hagáis siguiendo el modelo SMARTER. Es mucho más probable que logréis lo que os proponéis si tenéis claro hacia dónde vais y cuándo queréis llegar allí.

¡Ánimo y adelante!

Miriam Fisas

La Coach de Lanzarote

(International Coach Federation)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s