¿POR QUÉ NOS CUESTA DELEGAR?

Si nos detuviéramos por un instante a reflexionar sobre los frenos a la hora de delegar, probablemente saldría una lista más o menos larga de razones, algunas más comprensibles y lógicas que otras.

Cuando formulo esta pregunta en mis cursos, suelo recibir algunas respuestas del estilo:

  • Porque hay algunas cosas que solo las puedo hacer yo
  • Porque no confío en la capacidad de mi equipo para asumir ciertas tareas
  • Porque ellos no pueden tomar decisiones sobre este asunto
  • Porque acabaré antes si lo hago yo

Razonable, ¿no? También suelo preguntarles: ¿Y cuál es el coste de no delegar? A lo que suelen responder, previsiblemente:

  • Se me acumula el trabajo
  • Voy más estresado
  • No recibo ayuda porque todo lo tengo que hacer yo
  • Si confiara más en el equipo, tendría tiempo para hacer otras tareas importantes en mi trabajo

Como sabéis, hoy en día una de las competencias directivas más deseadas en los cuadros de mando de las empresas, es la de saber delegar en el equipo las tareas que son delegables para involucrarles en el objetivo común, desarrollar sus capacidades y habilidades, aumentar la moral y la motivación, lanzar el mensaje de que se confía en ellos, y un sinfín de razones más, todas ellas positivas y prósperas para el colaborador, el equipo y la empresa. A pesar de la importancia de esta competencia, algunos directivos hoy en día puntúan bajo en esta competencia, puesto que hace falta contar con el ingrediente principal: LA CONFIANZA. En este instante, ya puedo oír a algunos de vosotros, con razón seguramente, protestar y decir: “sí claro, qué fácil es decirlo!” o “¡como que se puede confiar en cualquiera!”. Y en parte yo me sumaría también a ese temor, es comprensible. Sin embargo, os propongo que prestéis atención a la teoría del Taburete de la Confianza.

Taburete de la confianza

Como podéis ver este taburete tiene tres patas: la de la sinceridad, la de la credibilidad y la de la competencia. Considera, presta atención y fomenta las siguientes conductas en tus colaboradores:

Sabrás que un colaborador es sincero cuando:

  • Dice lo que piensa, aunque no te guste a ti o al resto de los compañeros del equipo.
  • Se ciñe a los hechos y no cae en exageraciones del tipo: “Asistieron muchas personas a la presentación del producto”, cuando tú en las fotos ves que el 50% de la sala estaba vacía.
  • No dice algo a un cliente que pueda parecer una mentira: “Pondremos a nuestros mejores profesionales a trabajar en ello”. A menos que sea realmente cierto.
  • Admite no saber algo o no estar informado acerca de algo. Es decir, muestra sus puntos débiles.

A su vez, sabrás que un colaborador es creíble/fiable cuando:

  • Cumple sus promesas
  • Se prepara las reuniones
  • Se preocupa por el trabajo, por cumplir los plazos
  • Ofrece ayuda tanto a ti como a los compañeros. En vez de escaquearse, está realmente allí
  • No pone escusas para no hacer lo que dijo que haría

Y finalmente, sabrás que puedes confiar en un colaborador porque es competente, es decir:

  • Hace pequeños compromisos y entrega el 100% o más
  • Se preocupa de los detalles y trabaja con rigor
  • En un despacho o reunión, se asegura de que el orden del día esté claro y de que se cubran todos los temas
  • Confirma reuniones y citas con clientes 24 horas antes
  • Escucha las opiniones de los demás y ofrece datos e información de calidad

La sinceridad, la credibilidad y la competencia son cualidades/habilidades que se pueden fomentar en el equipo para lanzar el mensaje de que se confía en ellos y de que se espera de ellos compromiso. A ellos les motivará saber que tienen un líder que les valora, apoya y exige. ¿Qué vas a hacer tú como líder para fomentar la confianza en el equipo?

En el próximo post, compartiré con vosotros el decálogo de la delegación, puesto que existen límites a la misma y razones por las que se delega mal. Todo tiene su truco. 😉

Miriam Fisas

Coach certificada por ICF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s