Las claves de la Reforma Fiscal

Desde que el Gobierno presentara el pasado mes de junio el paquete de medidas de la nueva reforma fiscal, se está esperando a su aprobación, y todo parece apuntar que será el próximo viernes 1 de agosto cuando el Consejo de Ministros previsiblemente lo haga y entre en vigor el 1 de enero de 2015.promos_refiscal2014

A continuación, vamos a mostrar un recordatorio de los principales cambios y algunas modificaciones que se han producido en las últimas semanas con respecto a las propuestas iniciales, que ya fueron comentadas en el anterior post que publicamos sobre la nueva reforma fiscal, en el que informábamos de las principales novedades en el IRPF.

Una de las medidas anunciadas había sido que las indemnizaciones por despido iban a tributar a partir de 2.000 euros por año trabajado. Finalmente, tras varias reuniones con los agentes sociales, se ha decidido modificar el borrador inicial ya que el Ministro Cristóbal Montoro adelantó el pasado 28 de julio que el Gobierno elevará el umbral exento de indemnización por despido hasta 180.000 euros. Esto va a suponer que el 99,9% de las indemnizaciones por despido estarán exentas de tributar por el IRPF.caja-despido1

Otras de las modificaciones introducidas con respecto a las medidas introducidas inicialmente es el referido a las retenciones de los profesionales. Las retenciones a practicar por los profesionales autónomos en sus facturas, pasarán del 21% que se aplica en el 2014, al 20% en 2015 y al 19% en el 2016. Adicionalmente, la reforma fiscal anunciada crea un nuevo tipo reducido del 15% para autónomos con bajo ingresos (aquellos que facturen menos de 15.000 euros) que se empezará aplicar desde este mes de julio. Para poder aplicar este tipo de retención, los profesionales deberán comunicar al pagador de los rendimientos esta circunstancia, quedando obligado el pagador a conservar la comunicación debidamente firmada.

Los cambios que contempla la reforma fiscal que aprobará el Gobierno el próximo viernes con respecto a los tipos del impuesto sobre sociedades suponen una rebaja del tipo general del impuesto que actualmente está situado en el 30%. El tipo nominal pasará del 30% al 25%, una reducción que se realizará en dos años y que empezará en enero de 2015 (en 2015, pasará del 30% al 28% y en 2016 quedará en el 25%). A cambio, se eliminarán gran parte de las deducciones, aunque el Gobierno mantendrá la deducción por reinversión y la deducción por I + D.

Sin embargo, para las PYMES se mantendrá un tipo del 25% con carácter general. Se creará una reserva de capitalización, que permitirá destinar el 10% de los beneficios no repartidos a esta reserva, los cuales estarán completamente libres de impuestos, así como una reserva de nivelación para pymes. Su uso conjunto reduciría el impuesto de las pymes hasta el 20%. Finalmente, los nuevos emprendedores disfrutarán de una fiscalidad reducida del 15%.

 Reforma-fiscal-e1404592353375Con respecto a la tributación de las rentas del ahorro, se reducen los gravámenes al ahorro para retornar a niveles de 2011. El tipo máximo pasa del 27% al 23% y el mínimo, del 21% al 19%.

Merece especial atención el cambio de la tributación en los casos de dación en pago (pérdida de la vivienda por no poder pagar la hipoteca). Con la reforma fiscal se aliivia el castigo que la normativa tributaría infligía a aquellos que se veían obligados a entregar su casa por no poder pagar la hipoteca. Hasta ahora, la norma tributaria interpretaba que un contribuyente que hubiera perdido su vivienda por impago lograba plusvalías, debiendo de pagar por ello.

 dacionEl pasado 4 de julio, el Ejecutivo aprobó un real decreto-ley  que avanzaba algunas de las medidas contempladas en la reforma fiscal,  y en él incluyó una exención tributaria en los supuestos de daciones en pago y ejecuciones hipotecarias judiciales o notariales. Además, el alivio fiscal para los afectados por la dación en tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2014 y desde los ejercicios anteriores no prescrito, pudiendo el contribuyente solicitar al fisco que le devuelva el dinero que pagó en su momento.

Por ejemplo, un ciudadano compró una casa por 150.000 euros y la financió con una hipoteca del mismo importe, pero no pudo pagar las letras con lo que los intereses han aumentado la deuda en 15.000 euros. Al cancelar la hipoteca con la entrega de la casa, esos 15.000 euros eran considerados una ganancia patrimonial y pagaba impuestos pero con el decreto que este viernes aprobará el Ejecutivo quedará exento.

De esta forma, la plusvaía derivada de la dación en pago quedará totalmente exenta. Lo mismo sucederá si el beneficio procede de una ejecución hipotecaria. En cualquier caso, la exención se limita a la vivienda habitual y será aplicable siempre y cuando el contribuyente no disponga de otros bienes para afrontar el pago de la totalidad de la deuda.

Con todo esto, la reforma fiscal que aprobará el Gobierno el próximo viernes rebajará sensiblemente los tipos en el IRPF y el impuesto sobre sociedades. Sin embargo, ambos tributos se mantendrán por encima de la media de la Unión Europea.

Nicolas Núñez Palacios

Área de Fiscalidad y Contabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s