¿Qué es la zona única de pagos en euros?

Hace más de una década que se pusieron en circulación los billetes y monedas de euros, y desde entonces, los hemos utilizado para pagar en efectivo los bienes y servicios que adquirimos en toda la zona del euro. Sin embargo, los pagos fronterizos con medios distintos del efectivo pueden resultar aún más complejos.

La SEPA (la Zona Única de Pagos en Euros) busca solucionar este problema creando instrumentos de pagos comunes y un mercado más innovador para pagos al por menor. El sector de pagos europeo trabaja desde hace años en este proyecto y ha creado ya dos instrumentos de pagos básicos que se están introduciendo en toda Europa: la   transferencia SEPA (SEPA Credit Transfer)  y el adeudo directo SEPA (SEPA Direct Debit), una estrategia europea para unificar y garantizar pagos en euros para todas las transacciones bancarias.

índice¿Qué es SEPA? La Zona Única de Pagos en Euros (en inglés, Single Euro Payments Area, SEPA), es la iniciativa que permite, a particulares, empresas y organismos públicos, efectuar pagos en euros, sin utilizar efectivo, desde una cuenta situada en cualquier lugar de la zona, mediante un único conjunto de instrumentos de pago y con las mismas condiciones, eficiencia y seguridad con que se realizan en el ámbito nacional. Esto supone la realización de pagos nacionales e internacionales por medio de transferencias, domiciliaciones bancarias y tarjetas, en las mismas condiciones con independencia del país en que se realice, siempre que éste pertenezca a la zona SEPA. Es decir, las condiciones para realizar una transferencia a Oslo serán iguales que si se hace a Madrid o Barcelona, por ejemplo.

Pues bien, desde el pasado 01 de febrero de 2014  los instrumentos de pago SEPA se usarán para todas las transferencias y domiciliaciones en euros realizadas en la zona euro, ya sean nacionales o transfronterizas. Esto es, todas las transferencias y domiciliaciones que se realicen en España y en el resto de la zona euro serán únicamente SEPA, no pudiéndose utilizar los hasta ahora utilizados sistemas de pagos nacionales. Por lo tanto, a partir de febrero de 2014, será obligatoria la utilización de estos instrumentos de pago SEPA, sustituyendo a las transferencias y adeudos nacionales (recibos domiciliados, etc.).

imagesPero también, hay otros instrumentos de pago que se están adaptando al mercado SEPA. Una zona única para tarjetas permite a los consumidores utilizar sus tarjetas que emplean en sus propios países para hacer compras en otros lugares de Europa. Por su parte, los comercios pueden aceptar tarjetas de pago de toda Europa. Tanto para consumidores como para comercios, una zona única para tarjetas ofrece comodidad y un alto grado de seguridad.

Por lo tanto, el objetivo no es otro que crear una zona en la que los pagos en euros se realicen en igualdad de condiciones, derechos y obligaciones. Con SEPA una transferencia entre dos cuentas nacionales será tan rápida y sencilla como una transferencia entre una cuenta en España y otra en cualquiera de los países participantes. La transferencia SEPA permite movilizar fondos hacia otra cuenta ya sea del mismo o de otro país en el plazo de un día hábil. Esto supone que una empresa Francesa, puede pagar a sus proveedores de otros países europeos con la misma rapidez y facilidad que a los de su país. Por otra parte, utilizando el adeudo directo SEPA, una empresa de cualquier país,  puede realizar cargos en cuentas de otros países.

La zona SEPA la constituyen los 27 miembros de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Suiza, Mónaco, Noruega y algunos territorios de ultramar que los países anteriores.

Para facilitar esta transferencia de fondos se ha adoptado en Europa un estándar internacional para identificar las cuentas de pago: el código internacional de cuenta bancaria (IBAN). También existe el llamado código BIC para identificar las entidades.

índiceCon esta nuevo forma de operar, desde este momento, las empresas tendrán que disponer del IBAN/BIC de sus clientes, proveedores y empleados, pues pasará a ser el identificador de las cuentas, en sustitución del Código Cuenta Cliente (CCC), siendo este el sistema adoptado para las operaciones en euros, transferencias y nóminas, no urgentes y sin límite de importe, con origen y destino en países de la zona euro. Por lo tanto, nuestras cuentas ya no estará integrada por los 20 dígitos del Código Cuenta Cliente sino por el IBAN, compuesto por nuestro CCC actual precedido por el código del país (ES en el caso de España) y un dígito de control.

Los pagos SEPA tienen las siguientes ventajas:

– Sencillez, seguridad y eficacia en los países de la zona SEPA al utilizar los mismos estándares, instrumentos e infraestructuras.

– Rapidez y control en los cobros en euros.

– Unificación, ya que podrá disponer de una única cuenta bancaria para operar en euros dentro de la zona SEPA.

– Desarrollo e innovación. Servirá de plataforma para fomento del el comercio electrónico Europa  y allana el camino para otros servicios innovadores, como por ejemplo, los pagos por móvil.

– Zona común, al desaparecer barreras para pagos internacionales.

Por lo tanto, esta nueva herramienta proporcionará más tranquilidad, seguridad y fiabilidad en las actividades de negocio tanto a nivel nacional como europeo, suponiendo un paso más en la integración económica y monetaria en Europa.

Nicolas Núñez Palacios

Área de Fiscalidad y Contabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s