#Lanzarote: hacia un modelo de turismo sostenible en un destino maduro

logoReserva_Biosfera_LanzaroteEl pasado 7 de octubre Lanzarote celebró los 20 años de su declaración como Reserva de la Biosfera, reconocimiento otorgado en 1993 por la UNESCO no solo por su riqueza biológica, por la singularidad de sus ecosistemas y la belleza de sus paisajes, sino también por favorecer el crecimiento económico sostenido introduciendo normativas y medidas urbanísticas que pusieran límites al desarrollo incontrolado; algo en lo que la isla fue pionera a nivel nacional y europeo.

Además la declaración de Lanzarote añadía un componente novedoso: por primera vez era declarado un territorio en su conjunto, incluyendo a todos sus núcleos poblacionales gracias a la perfecta simbiosis lograda en la isla entre el hombre y la naturaleza. Otro de los aspectos originales que aportó la isla a la Red de Reservas de la Biosfera es la integración de la creación artística en el territorio, obra del omnipresente César Manrique, como elemento que refuerza la propia cultura, generando una estética e identidad particular que le aporta un valor añadido como recurso turístico. Sin lugar a dudas, a día de hoy Manrique sigue siendo una importante marca comercial en Lanzarote y su pensamiento y sus propuestas han supuesto avances hacia el desarrollo sostenible mucho antes de que se acuñara el término.

Si bien es cierto que en los últimos 30 años, el modelo de desarrollo turístico acelerado ha repercutido en profundos cambios que han afectado a la evolución de la población, del sistema productivo, y de la estructura social; podemos decir que a día de hoy, y aunque resulta ciertamente chocante teniendo en cuenta las reducidas dimensiones del territorio, en la isla perviven dos modelos de turismo completamente opuestos: uno basado en el “sol y playa” y otro sustentado en valores de sostenibilidad y conservación del medio. ¡Lanzarote, isla de contrastes donde las haya!

Por un lado, no hay más que darse una vuelta por los núcleos turísticos de Puerto del Carmen, Playa Blanca o Costa Teguise para encontramos una industria preparada para atender las necesidades vacacionales del turismo masivo que busca el sol y playa; con un indudable peso en la economía insular.

Por otro, Lanzarote también ofrece su cara más auténtica a quienes buscan el contacto directo con la naturaleza en su estado más puro y el disfrute de otra forma de hacer turismo de manera sostenible y responsable.

¿Cuales son las diferencias de ambos términos?

turismo sostenible en Lanzarote, rutas volcánicas senderismo

Mientras que la responsabilidad está ligada a las decisiones personales que tomamos todos y cada uno de nosotros a la hora de viajar, la sostenibilidad es una cuestión más sectorial, ligada a un modelo y con una visión más a largo plazo.

La Organización Mundial del Turismo define el turismo sostenible como aquel que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”. Podemos decir por tanto que es aquél que satisface las necesidades del turista y de la población local en el presente, sin poner en peligro la capacidad de hacer frente a las necesidades futuras para lo que resulta fundamental mantener un equilibrio entre la rentabilidad y la necesidad básica de preservar los recursos naturales y culturales.

Por lo tanto un aspecto fundamental sobre el que incidir y prestar especial atención es conseguir el compromiso y la implicación con el destino del TURISTA y por supuesto de la COMUNIDAD LOCAL DE ACOGIDA:

  • Necesitamos visitantes RESPONSABLES y conscientes, de bajo impacto y comprometidos a la hora de viajar a destinos frágiles como el nuestro.

  • Necesitamos trabajar por un LANZAROTE SOSTENIBLE en el plano social, cultural, medioambiental y económico, que se mantenga intacto y NO adapte su patrimonio natural, etnográfico y cultural a los deseos de los turistas. Mantener la identidad propia nos hará diferentes en un entorno en el que cada vez más, la globalización, hace que se pierdan características autóctonas en los destinos turísticos.

turismo sostenible, lanzarote, medioambiente y reserva de la biosfera

A pesar de que desde el sector público y privado se está trabajando desde hace varios años desarrollando estrategias de promoción y nuevos productos turísticos (deportivo, enogastronómico, cultural, etc…) alineados con estos objetivos de sostenibilidad (¡de algo nos tenía que valer la crisis!), y que la isla ha sido elegida como destino piloto por el Global Sustainable Tourism Council (organismo adscrito a la ONU) para definir los parámetros que deben cumplir los destinos que opten a la certificación de “Destino Sostenible del Mundo”, aún existen muchas contradicciones (o incongruencias) que se deben atajar. Aunque esta parte será mejor tratarla en otro artículo ya que requiere de una dedicación especial y análisis en profundidad de la situación. 

¿Eres de los que apuesta por un turismo sostenible ? ¿qué productos turísticos crees que son compatibles y recomendables para favorecer el turismo sostenible en la isla? ¿en qué aspectos se debería trabajar a nivel público y privado para mejorar la competitividad de la isla sin atentar contra su capacidad de carga a todos los niveles?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s