Autónomos: métodos de estimación del rendimiento neto

Una de las soluciones que están encontrando miles de españoles como salida a la crisis económica que estamos atravesando es el autoempleo. Las cifras de paro registradas, como consecuencia de la crisis han forzado a muchos ciudadanos a buscar en el autoempleo una salida profesional. Aunque, a pesar de percibirse un cierto dinamismo emprendedor, mucho mayor es la cifra de negocios que la crisis se ha llevado por delante desde el 2008.

índice

En el primer trimestre de este año, se han creado en esta modalidad de “cuenta propia sin asalariados” 22.100 empleos, según consta en la Encuesta de Población Activa, y casi 160.000 empleos desde 2011. Si bien no sabemos con certeza si esto es la salvación, desde las organizaciones de autónomos se afirma que es una de las salidas que están permitiendo recuperar el tejido laboral, siendo para la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos el autoempleo una alternativa fundamental para salir del desempleo y la opción de cada día mayor número de personas.

El tópico de que los tiempos de crisis son aquellos que presentas más oportunidades para quienes sepan aprovecharlas tiene mucho de cierto. Se produce un estallido de la creatividad, surgiendo grandes ideas fruto de la necesidad, que nos pueden proporcionar una nueva oportunidad en nuestras vidas.

Después de varios años trabajando por cuenta ajena Carlos Pérez ha sido despedido. Supongamos este nombre hipotético pero el caso podría ser real. Tras unos meses cobrando el paro, decide optar por el autoempleo. Tras darse en alta en Hacienda y la Seguridad Social (https://sinergiainsular.com/2013/03/13/tramites-para-emprender/) vamos a explicar los diferentes métodos de estimación por lo que puede optar para el ejercicio de su actividad empresarial o profesional.

Para tributar por los rendimientos obtenidos, existen dos regímenes para determinar dicho rendimiento de las actividades económicas: método de estimación directa (normal y simplificada) y método de estimación objetiva (módulos).

El sistema de relaciones entre los métodos de estimación directa y el de estimación objetiva, se caracteriza por una rígida incompatibilidad. Por ello, si el  contribuyente se encuentra en estimación directa debe determinar el rendimiento de todas sus actividades por este mismo método, aunque alguna de sus actividades fuera susceptible de estar incluida en estimación objetiva. De igual manera, si se determina el rendimiento de una actividad en la modalidad normal del método de estimación directa, se deberá determinar en  esta misma modalidad el rendimiento de todas las demás actividades.

El cálculo del rendimiento neto en estimación directa tanto normal como simplificada se calcula, con carácter general,  por la diferencia entre los ingresos computables y los gastos deducibles.

Si bien, en el método de estimación objetiva o módulo el rendimiento neto se calculará de acuerdo con lo dispuesto en la Orden que desarrolla este régimen en base a unos parámetros objetivos o módulos fijados por Hacienda para cada actividad (nº de trabajadores, personal no asalariado, potencia eléctrica instalada, superficie del local) a los que se aplican unos coeficientes de minoración (por incentivos al empleo y a la inversión) y una serie de índices correctores (población del municipio, duración de la temporada de la actividad, nuevas actividades (20% para el primer año, 10% para el segundo) y exceso sobre determinados límites). El cálculo del rendimiento neto se realiza en función de los datos-base existentes a 1 de enero de cada año.

La diferencia principal entre ambos regímenes que interesa a la hora de determinar el rendimiento neto, que va a ser la base sobre la que el empresario va a pagar sus impuestos, es que, mientras que en el método de estimación directa el rendimiento neto se obtiene por la diferencia entre los ingresos y gastos en los que se ha incurrido por el desarrollo de la actividad, en el método de estimación objetiva o módulos el rendimiento neto no depende de los ingresos y gastos que se obtienen en la actividad sino por el número de unidades empleadas en el módulo.

e-objetiva¿A quién se aplica el régimen de estimación objetiva? El método de estimación objetiva o módulos se aplica exclusivamente a empresarios y profesionales que realicen actividades incluida en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que desarrolla el régimen de estimación objetiva. Esto es, anualmente se publica el listado de actividades a la que es de aplicación dicho régimen. Por lo tanto, si la actividad que realiza Carlos Pérez aparece en dicha Orden puede optar por aplicar el método de estimación objetiva o renunciar a su aplicación y tributar por el método de estimación directa.
Ahora bien, para poder determinar el rendimiento neto de la actividad por el método de estimación objetiva, además de realizar una de las actividades incluidas en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se deben cumplir otra serie de requisitos. Existe un gran nicho de sectores que la inmensa mayoría tributan por este sistema como pueden ser transportistas autónomos, hostelería de pequeña dimensión y por supuesto agricultura.

e-directasimpli¿A quién se aplica el método de estimación directa simplificada?  Es de aplicación a los empresarios y profesionales cuando concurran las siguientes circunstancias:
• Que sus actividades no estén acogidas al régimen de estimación objetiva.
• Que, en el año anterior, el importe neto de la cifra de negocios para el conjunto de actividades desarrolladas por el contribuyente no supere los 600.000 euros. Cuando en el año inmediato anterior se hubiese iniciado la actividad, el importe neto de la cifra de negocios se elevará al año.
• Que no se haya renunciado a su aplicación.

e-directanormal¿A quién se aplica el método de estimación directa normal? El método de estimación directa normal se aplica, con carácter general, a los empresarios y profesionales salvo que estén acogidos a la modalidad simplificada o al régimen de estimación objetiva.
Se aplicará siempre que el importe de la cifra de negocios del conjunto de actividades ejercidas por el contribuyente supere los 600.000 euros anuales en el año inmediato anterior o cuando se hubiera renunciado a la estimación directa simplificada.

Por lo tanto, si te encuentras en la situación de Carlos Pérez y decides optar por el autoempleo, debes saber que existen dos métodos de estimación del rendimiento neto, y elegir aquel método que me va a reportar un ahorro fiscal. Cuando los rendimientos objetivos estimados por el sistema de módulos sean superiores a los rendimientos reales del negocio, será aconsejable renunciar y optar por tributar en estimación directa.
Para ello habrá que presentar el modelo 036 ó 037 correspondiente a la declaración censal, bien en el momento del inicio de la actividad, bien durante el mes de diciembre. La renuncia tendrá efecto para un mínimo de tres años y se entenderá prorrogada después salvo que se revoque.

Nicolas Núñez Palacios

Área de Fiscalidad y Contabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s