Un pequeño homenaje a los agricultores y agricultoras de Canarias

He tenido la suerte de nacer entre huertas de frutales, de papas, de millo, de granos, entre terrazas en la cumbre de Gran Canaria, he podido criarme y compartir labores de viñedos, batatas, habichuelas, arvejas, garbanzos, tunera (y cochinilla) entre arenados y jables de Lanzarote, he disfrutado los senderos de los paisajes agrarios más diversos de toda la geografía canaria, y no dejo de sorprenderme con sus colores, sus costumbres, con las formas que han dado, nuestros agricultores y agricultoras, a un terreno muchas veces abrupto y otras inhóspito.

Agricultor en El Jable. Lanzarote (Imagen: JCazorla2013)

Por este motivo quiero aprovechar este post para agradecer a toda la gente del campo (los que ya no están con nosotros, los que siguen obteniendo frutos de la tierra y los que están por llegar), la labor que realizan por ofrecernos los mejores alimentos, por salvaguardar costumbres, semillas y recuerdos, y por hacer las cosas de forma diferente esperando mejores resultados (innovar).

Gracias a los que se dejan guiar por la Luna, a los que mantienen una agricultura tradicional, a los bien amañados para la poda y el injerto, a los que intentan recuperar semillas de antaño, a los que no dejan que se les venga abajo sus muros de piedra, a los que se despiertan con la fresca (a las seis de la mañana o antes) para abrir el agua de riego y/o atender a sus cultivos.

Gracias a los que cultivan de manera ecológica, a los que comercializan sus propios productos, a los que prueban con nuevos cultivos, a los que crean técnicas que aumentan la productividad de las cosechas, a los que transmiten conocimientos y experiencias, a los que llevan a sus hijos al campo, a los que cultivan en terrazas, gavias, arenados, jables, nateros, bancales, gerias, sorribas, en jardines y balcones, a los que se asocian por un fin agrario común, a los que luchan contra plagas y enfermedades, a los que cultivan en familia, a los que investigan, a los que reconocen cada yerba de la huerta, a los que arreglan los aperos del campo, a los que defienden su cosecha de los malnacidos que roban sus frutos, a los que usan el arado, la guataca, la tanganilla, la rastrilla, el escardillo, la cuchara, la milana, el plantón,…, y a los que inventan nuevos aperos.

Gracias a los que combinan la flora y fauna del lugar entre sus cultivos, a los que siguen abriendo surcos aprovechando la fuerza de camellos, bueyes, burros…, también a los que usan motocultores, desbrozadoras, motosierras, tijeras de poda, navaja de injertos… Gracias a los que elaboran y usan su propio compost y estiércol, a los que hacen sus propios semilleros, a los que comparten sus semillas, a los que conocen las propiedades medicinales de las plantas… ¡Gracias a todos y a todas!

Comenta: ¿Quieres contarnos tu experiencia como agricultor en Canarias? ¿Eres agricultor y vendes directamente tus productos? Danos a conocer tu asociación, cooperativa o empresa agrícola en Canarias a través de los comentarios a este post.

¡Gracias!

.

Artículo recomendadoAproximación tipológica a los paisajes agrarios actuales de Canarias. Año 2000. Víctor O. Martín Martín (ULL)

Agricultor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s