Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales

La Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales aparece regulada en la Ley 10/2010 constituyendo la norma principal en relación con el banqueo de capitales. El blanqueo de capitales consiste básicamente en intentar transformar dinero que proviene de un delito en una operación legal.

El objeto de la Ley 10/2010 es la protección de la integridad del sistema financiero y de otros sectores de actividad económica mediante el establecimiento de obligaciones. Cabe advertir que esta ley no persigue el delito en sí, si no que se cumplan una serie de medidas para evitar el blanqueo de capitales (su función es la de prevenir), por eso, los obligados por la ley, normalmente, son terceras personas no vinculadas directamente y cuya obligación es controlar a sus clientes y operaciones para prevenirlos.

18819147-blanqueo-de-capitales-en-el-lavado-de-ilustracion-maquinaExisten varias actividades que son consideradas blanqueo de capitales:
– La conversión o transferencia de bienes a sabiendas que dichos bienes proceden de una actividad delictiva con el propósito de ocultar o encubrir el origen ilícito de los bienes o de ayudar a personas que estén implicadas a eludir las consecuencias jurídicas de sus actos.
– La ocultación o el encubrimiento de la naturaleza, el origen, la localización, la disposición, el movimiento o la propiedad real de bienes o derechos sobre bienes, a sabiendas de que dichos bienes proceden de una actividad delictiva o de la participación en una actividad delictiva.
– La adquisición, posesión o utilización de bienes a sabiendas en el momento de la recepción de los mismos, de que proceden de una actividad delictiva o de la participación de una actividad delictiva.

Las implicaciones penales del blanqueo de capitales son castigadas con penas de prisión que van de 6 meses a 6 años y multas del tanto al triplo del valor de los bienes. Además, dependiendo de las condiciones personales puede acarrear la inhabilitación por tiempo de uno a tres años y/o clausura temporal o definitiva del establecimiento o local.

El SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias) es la Unidad de Inteligencia Financiera española, siendo este el órgano de apoyo de la comisión del Blanqueo de Capitales, que aparece presidido por el Secretario de Estado de Economía y tiene como funciones principales la prevención e impedimento de la utilización del sistema financiero para el blanqueo y la investigación y prevención de las infracciones administrativas del régimen jurídico de los movimientos y transacciones.

Los sujetos obligados por la Ley son tanto personas físicas como personas jurídicas que desarrollen las siguientes actividades:
– Entidades de crédito, aseguradoras, empresas de servicios de inversión.
– Sociedades gestoras de inversión colectiva, fondos de pensiones, entidades de capital riesgo.
– Sociedades de garantía recíproca.
– Servicios postales, entidades de pago y entidades de dinero electrónico, personas que ejerzan actividades de cambio de moneda.
– Promotores inmobiliarios.
– Auditores, contables, asesores fiscales y abogados.
– Notarios y registradores.
– Empresas de juego/loterías.
– Personas que comercien con joyas, piedras o metales preciosos, obras de arte o antigüedades.

shutterstock_105358427_baja2

Cuando las personas físicas actúen en calidad de empleados de una persona jurídica, o le presten servicios permanentes o esporádicos, las obligaciones impuestas por esta Ley recaerán sobre dicha persona jurídica respecto de los servicios prestados.

Estos sujetos obligados por la Ley, deben seguir una serie de medidas que van desde la identificación formal (mantener relaciones de negocios con personas físicas o jurídicas debidamente identificadas) hasta la identificación de la relación de negocios con el objetivo de conocer la naturaleza de la actividad profesional o empresarial. Por ejemplo, si una persona física quiere abrirse una cuenta corriente en un banco, habrá que comprobar su identidad con el DNI, Pasaporte o documento sustitutivo. En caso de que no pueda demostrar su identidad, habrá que negarse a trabajar con ella.

Habrá que examinar con especial atención cualquier hecho u operación, que pueda estar relacionado con el blanqueo de capitales, reseñando por escrito los resultados de dicho examen. Sobre todo se prestará atención a toda operación o pauta de comportamiento compleja, inusual o sin un propósito económico o lícito aparente, o que presente indicios de simulación o fraude. En tales casos, los sujetos obligados efectuarán un análisis específico de los posibles riesgos, que deberá documentarse y estar a disposición de las autoridades competentes.

Los sujetos obligados comunicarán, por iniciativa propia, al SEPBLAC cualquier hecho u operación, incluso la mera tentativa, respecto al que exista indicio o certeza de que está relacionado con el blanqueo de capitales. En particular, se comunicará las operaciones que muestren una falta de correspondencia ostensible con la naturaleza, volumen de actividad o antecedentes operativos de los clientes, siempre que en el examen especial no se aprecie justificación económica, profesional o de negocio para la realización de las operaciones. Como se puede observar, no solo habrá que notificar cuando estemos seguros de que se está ante un caso real de blanqueo de capitales o financiación del terrorismo, si no que habrá que “denunciar” aunque solo exista la sospecha de que se está produciendo.

Algunos ejemplos de operaciones contra el blanqueo de capitales llevadas a cabo en nuestro país son:
– Operación Travel: Se llevó a cabo en el año 1999 la investigación sobre una agencia de viajes que había abierto cuentas bancarias en las que casi a diario se ingresaban grandes cantidades de efectivo. Posteriormente, se cambiaba a otras divisas, generalmente dólares, y se ordenaban transferencias a Miami, Colombia, Beirut, etc. El dinero procedía de los beneficios obtenidos de la venta de sustancias estupefacientes, y las organizaciones de narcotraficantes necesitaban hacerlo llegar a Colombia y a otros países.

absolutmarbellainfomarbellabienvenidoa– Operación Malaya: En el año 2005 comenzó la investigación de blanqueo de dinero procedente de delitos de malversación de caudales públicos, cohecho, tráfico de influencias, maquinación para alterar el precio de las cosas, etc.,. El sistema de blanqueo empleado fue el de “fiduciarios” “sociedades instrumentales” y “testaferros” que tenían por objeto la ocultación del verdadero patrimonio de los principales implicados en los delitos mencionados. La valoración de las propiedades y bienes intervenidos en esta operación es prácticamente imposible por su elevadísima cuantía.
– Caso Gürtel: En 2009 se abre una investigación por una supuesta trama de corrupción que operaba en Madrid, Valencia y la Costa del Sol. La trama estaría encabezada por el empresario Francisco Correa y a los implicados se les acusa de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias.
– Operación Emperador: En 2012 la Policía Nacional despliega una operación a gran escala contra el negocio de blanqueo de capitales llevada a cabo por redes chinas en diferentes puntos de España. La actuación policial se desarrolla en varias provincias de cinco comunidades autónomas, como Madrid, Cataluña, Málaga y el País Vasco. La trama blanqueó entre 800 y 1.200 millones de euros en cuatro años y contaba en España, entre otros bienes, con 120 vehículos y hasta 130 inmuebles.

Nicolas Núñez Palacios

Área de Fiscalidad y Contabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s