Give yourself a break!

Sinopsis de la película: “Vacaciones” (The Holiday)

Iris está enamorada de un hombre que va a casarse con otra. Al otro lado del planeta, Amanda acaba de descubrir que el hombre con el que vive le es infiel. Dos mujeres que no se conocen de nada y que viven a 10.000 kilómetros de distancia se encuentran en la misma situación.

Empiezan a hablar online en una página web dedicada al intercambio de casas y, sin pensárselo dos veces, deciden hacerlo. Iris se instala en la casa de Amanda en la soleada California, mientras que Amanda aterriza en el nevado campo inglés. Al muy poco de llegar, las dos encuentran lo que menos esperaban o querían: un nuevo romance.

the holiday

Si te apetece y no has visto la peli, aquí puedes ver el tráiler.

Una de las cosas más impactantes cuando alguna vez me había echado las cartas, era dar la vuelta a la carta y encontrar la figura de la muerte.  Aún puedo sentir ese escalofrío angustiante deslizándose por mi columna vertebral.  Sin embargo, la pitonisa, que detectaba esa desazón, se apresuraba a asegurar: “tranquila, esto quiere decir que se avecina un cambio en tu vida”.  Porque eso son las vacaciones, una ocasión de cambio: en la rutina, en la dieta, en el clima, en la compañía, en el contexto e incluso en el estado de ánimo.  Es hacer un alto en el camino para descansar, desconectar o simplemente emborracharse hasta reventar.   En definitiva para incorporar nuevas y diferentes actividades que normalmente uno no hace y que nos permiten disfrutar o no.  Eso depende de cómo las vivas.

Consejillos pá disfrutar sin complejos:

  • Ejerce tu derecho a disfrutar: te lo creas o no, tienes derecho a pasártelo bien.  Sentirte culpable por ello, o no merecedor de goce, o creer que “jugar” es una pérdida de tiempo son creencias que te limitan.  Cambia esas creencias por: “me gusta disfrutar”, “disfrtuar me rejuvenece”, “disfrutar me hace sentir libre, feliz”, “pasarla bien me permite ser yo”.  Y todo ello es bueno para mí y las personas que me rodean.
  • Dejar lugar a la sorpresa, igual que Amanda e Iris en la película “Vacaciones”.  Ambas se “lanzan” a una experiencia nunca antes vivida.  Ambas le dan al “enter” en sus ordenadores para intercambiar sus casas con una “desconocida”.  Deja que la vida te sorprenda.  sorpresAbraza el cambio.  No hace falta que lo tengas todo controlado, puedes desprenderte de las cadenas de la planificación, los horarios, y las actividades que inicialmente has pensado hacer ese día.  Rompe con tus propias normas y esquemas.  Tú eres tu único encarcelador.  Permítete tirarte en tirolina, bucear con delfines, escalar acantilados, comer saltamontes fritos, rezar en un templo budista.  ¿de qué te sirven tus prejuicios? Abandona aquello que te impide experimentar y gozar.
  • charlar en la piscinaHaz networking social ¿por qué no hablar con aquella persona que te llama la atención? “Hola, soy Miriam, qué lugar tan bonito, ¿verdad?” Et voilà, sin quererlo ni beberlo, ya has empezado una conversación con ese desconocido.  Que luego resulta que es un “plasta”, vale ¿y? … Habla con otro y saluda cortésmente al primero cuando le veas, ¿qué problema hay?  En serio, ¿dónde está escrito que no se puede hablar con extraños? ¿En serio te crees esas patrañas? ¿Te has planteado alguna vez lo que te estás perdiendo por no intercambiar unas palabras con un desconocido? Pruébalo estas vacaciones, a lo mejor hasta echas unas risas, gozas de un romance no intencionado, o hasta emprendes un negocio.  El coste de oportunidad del hermetismo es demasiado alto, créeme.

Tras las vacaciones, y superado el síndrome post-vacacional, unos más que otros, regresan con fuerzas renovadas y una dosis, más o menos grande, de energía para retomar la rutina y se enfrascan taciturnos en las tareas que habían puesto en “stand-by”.

Deja que te pregunte algo: ¿Si conocieras la manera de añadir un poco más de “aventura” en tu día a día, lo harías?  Aquí van algunas sugerencias para enmarcar las obligaciones en un cuadro de luz, color, y novedad:

  1. calcetines ésteIdentifica e interrumpe patrones antiguos: combina piezas de ropa de forma nueva, ve al trabajo por otra ruta, pide un plato del menú que nunca habrías elegido: ¿qué tal unos saltamontes fritos? ¡Ei, a lo mejor te gustan!
  2. Haz algo que no hayas hecho nunca antes. Escribe poesía, aprende una técnica corporal, haz un deporte diferente.
  3. Experimenta andar con paso de tamaño diferente al habitual.  Descubre nuevas formas de mover tu tronco y brazos.  Por ejemplo, cambia la velocidad o el ritmo.
  4. ser diferenteFinge que eres de otro planeta y asómbrate con todo lo que ves.  Observa el mundo con otros ojos.  Puedes también imaginar que tienes 6 años, o que tienes 93 años.  O incluso puedes, durante una hora, imaginar que eres tu vecino. ¿Cómo harías las cosas entonces?
  5. Piensa en tus hábitos semanales.  Un día o la semana siguiente, cambia la hora del día o el día de la semana en que haces tal cosa habitual. Por ejemplo: si vas al gimnasio por las tardes, hoy ves al mediodía. Percibe la diferencia.
  6. Cuando tengas éxito haciendo algo, hazlo de manera diferente.  Intenta algo nuevo.  El éxito puede impedirte ser más flexible y evolucionar al siguiente nivel.
  7. En situaciones de  bajo riesgo, piensa en 3 maneras alternativas de resolver algo o lograr el mismo objetivo.
  8. saltamontes fritosDurante un minuto no escuches el contenido de una conversación. Solo observa los gestos de la otra persona, o escucha solamente su tono de voz. Comprueba qué informaciones obtienes de la otra persona que no habrías obtenido atendiendo solo al contenido del discurso.
  9. Por un día, deja a todas las personas con las que interactúas en un estado mejor del que las encontraste.
  10. Deja de hablar por un rato.  En vez de ello, escribe notas (informa a las personas de tu alrededor del ejercicio que harás).  Y sí, ¿qué pasa? ¿acaso te da vergüenza?

¿Qué tal hacer 2 ó 3 de estas sugerencias durante 21 días seguidos para convertirlas en un hábito? ¿Y qué tal abrirte a nuevas experiencias el resto de tu vida?

Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

Miriam Fisas

Coach Profesional Certificada  ICF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s