¿Quién se anima a enfrentar la realidad y a alcanzar nuevos horizontes?

Normalmente, entendemos por FORMACIÓN, a los aprendizajes con el objetivo de adaptar esos conocimientos que vayamos adquiriendo, ya sea encaminado al mundo laboral, o la actualización permanente, para un aumento de competencias.

Es importante formarnos, principalmente, para poder ser personas críticas, reivindicativas y, poder evolucionar, sin tener que sufrir consecuencias de ningún tipo, como explotación y/o manipulación, puesto que es así,  como nos han educado en nuestra sociedad.

Formación

Por otro lado, se nos exige estar “bien preparados/as”, que contemos con nuevas competencias, que tengamos conocimientos de todo tipo, y mejor capacitación personal, pero sin embargo, nos enfrentamos a algunas dificultades como es la financiación de la educación superior y por supuesto, la falta de igualdad de condiciones al acceso de estos estudios. La universidad, debe ser como parte de un sistema continuo de la educación primaria, secundaria y por supuesto, seguir a lo largo de toda la vida.

Últimamente, me encuentro con muchos estudiantes que se plantean el dejar de estudiar, por la situación de desempleo en la que se encuentran los padres. Por este motivo, quiero plasmar mi ejemplo. Yo tomé la iniciativa de estudiar a distancia. Esta modalidad, se está convirtiendo cada vez más en una alternativa, ya sea para los que no tengan tiempo o no quieran asistir a un aula, porque la mayoría de las universidades se encuentran en otras islas y son gastos a añadir.

La educación a distancia, como ya nos comentó Esther en su artículo sobre los MOOC, está cogiendo cada vez más fuerza. Es un tipo de enseñanza, que ofrece un amplio abanico de ventajas, entre la que destaca el precio, y la solución perfecta en nuestro día a día. Según los expertos, las personas que se deciden por este método de estudio han venido a revolucionar la forma de educarse y de adquirir habilidades. A menudo, se trata de personas que muestran gran capacidad de disciplina diaria, de responsabilidad, de organización, de resolución, de habilidad para comunicarse por escrito, y de participación constante a través de debates, entre otras.

Para mí ha sido todo un reto personal después de retomar los estudios diez años después, un sueño cumplido que tenía pendiente y una satisfacción inmensa.

Quiero desde aquí, animar a aquellas personas que están pensando en abandonar, que nunca se atrevieron o que no veían el momento adecuado, para que no renuncien a aquello que anhelan. Ya no hay excusas ni obstáculos para seguir formándose. Como hemos visto, existen otras vías por las cuales poder realizarlo.

Yo, desde el campo de lo social, creo que se debería facilitar el acceso a grupos específicos, como personas desfavorecidas, personas que sufren discapacidades, y/o minorías culturales. Y es que son estos grupos, los que cuentan con méritos, con talentos y con experiencias únicas, que nos sirven de ejemplo para nuestra sociedad, y a la vez, nuestra sociedad contribuye a superar los obstáculos con los que se encuentran estos grupos.

También hay que decir, que no solo la formación es importante. Es decir, de nada nos vale ser personas muy cualificadas, y tener un sinfín de cursos y títulos, si no contamos con capacidades, aptitudes y habilidades. Según los especialistas, hoy día, en la selección de personal, se exige contar con estas cualidades.

La crisis económica actual, nos servirá y nos ayudará, para darnos cuenta de la oportunidad que tenemos para reciclarnos. Sin lugar a duda, actúa como un “terapeuta”, que hace que aprendamos a cambiar nuestros valores y desprendernos de muchas necesidades que nos habíamos creado inútilmente, y de las que podemos relegar.

¿Cuántos casos hay, de personas que han sido despedidas de su puesto de trabajo, y se han quedado paralizadas,  por pensar que ya no valen para realizar otras cosas, sin saber que esconden potenciales importantes? Esto se fundamenta, en que la persona se identifica y muestra una conducta de apego, de vinculación emocional que le proporciona “una zona de confort”, de la que no está dispuesto/a a salir, aunque las condiciones de trabajo sean hostiles.

En este sentido, hemos sido muy ignorantes, pensando que teníamos muy claro de que las cosas eran permanentes, que contábamos con seguridad, y que nuestras vidas tenían sentido, pero hemos tenido que romper con estas ideas, ya que ahora, debemos estar preparados/as para los cambios, las transformaciones y el desprendimiento.

Por último, y no menos importante, decir que: “LO IMPORTANTE NO ES SABERLO TODO, SINO SABER TODO LO IMPORTANTE”.

.

Elisa Isabel Viñas Caraballo. Trabajadora Social (Col. nº 1632)

.

Tarjeta Elisa

.

.
Anuncios

3 pensamientos en “¿Quién se anima a enfrentar la realidad y a alcanzar nuevos horizontes?

  1. ¿Quién se anima a enfrentar la realidad y a alcanzar nuevos horizontes?
    Esa es Elisa Viñas, la persona mas indicada para escribir este artículo.
    un articulo muy motivado para la sociedad en la que vivimos ( de la cual estoy cansada por la falta de valores ), pero tu eres de las pocas personas que conozco con principios y me lo has demostrado desde que te conozco. No cambies nunca amigaaaa , nos vemos pronto. un fuerte beso.

  2. Elisa tu comentario me ha dado ánimos para seguir con fuerzas con mis estudios, pues aunque no se me ha pasado por la cabeza abandonar los mismos, existen monentos en el transcurso de la formación (desde el momento en que tomas la decisión de empezar, seguir, o completar tu formación, hasta que se van alcanzando las metas propuestas), en que, en más de una ocasión te preguntas ” ¿ quién me habrá mandado a mí a meterme en esto?”, pues es evidente que en toda situación, por muy excitante que sea, existen épocas de mayor desgana.

    En esto de la formación, especialmente la que se realiza a distancia (he
    tenido el privilegio de poder experimentar la presencial y a distancia),
    se necesita tiempo, constancia y organización, lo que implica destinar
    momentos de tu vida que probablemente dedicarías a otras cosas (en
    mi caso tengo dos hijos de 6 y 2 años), a tu preparación, a tu
    enriquecimiento personal y a saber enfrentarte a la realidad, por lo
    que para alcanzar los propósitos sólo hay que armarse, para respaldar
    lo anteriormente expuesto, por un importante peso de ” querer”, pues
    está claro que cualquier proyecto de vida se consigue con las ganas y
    empeño que ponga cada uno en sus objetivos.
    Es tiempo de enriquecerse, de querer enfrentarse a a la situación, de
    mostrarse fuerte y de no dejarse vencer, saber qué es lo que nos están
    ofreciendo y qué vamos a dejarles a nuestros sucesores.
    En definitiva, somos nosotros los que debemos dar sentido a nuestras
    vidas y no estancarnos quedándonos con lo primero que nos ofrecen,
    para lo que necesitamos ser más competente, más hábiles y más
    conscientes.

  3. Estos días he estado en las Palmas con la asociación APUSA mañana en cuanto llegue respondere a los comentarios, que por cierto son muy interesantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s