Las máscaras y el Carnaval

Según los historiadores, los Carnavales tienen sus orígenes en la época de las antiguas Sumeria y Egipto hace más de 5.000 años.  Se celebraban en forma de fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor al toro Apis en Egipto.

En la noche de Carnaval todo vale y dice la leyenda que por eso se ponen máscaras.

Desde antaño las máscaras se usaban en representaciones teatrales para explicar una historia inventada, un cuento imaginado.  Era típico que en estas máscaras se representaran emociones de dolor, felicidad, tristeza, rabia, alegría, humor y gozo.  Las emociones que sienten nuestros personajes.

máscara sola

Foto de Google Images

En la vida real también nos ponemos máscaras que le roban el protagonismo a nuestro verdadero yo, oculto tras ellas.  ¿Qué estamos escondiendo? ¿Para qué nos ocultamos detrás de las máscaras?  ¿Acaso quiénes somos realmente no merece estar expuesto y participar de las alegrías y las penas de la vida humana? ¿Qué sentido tiene vivir una vida enmascarada?

Sé tú mismo.  Atrévete a expresar lo que sientes.  Sé de verdad.  Quítate la máscara.

Ya sé que no es fácil y que parece que, a veces, las situaciones “exigen” ciertos protocolos o cierta manera de actuar; el conocido “saber estar”.  No obstante, cuando es necesario dar un golpe en la mesa, porque hay que poner límites a alguien, se da.  Si te sientes triste porque no encuentras trabajo, busca un lugar tranquilo y llora.  Si te ha dejado tu pareja, a la que tanto amabas, y además lo ha hecho de mala manera, y te sientes aturdido, perplejo y abandonado, retírate a ese lugar especial o queda con un amigo y desahógate, suéltalo todo, que no quede nada …  Esconder las emociones, al final, no sirve de nada.  Admite y celebra que las sientes, todas ellas; la tristeza, la alegría, la serenidad, el entusiasmo, la inseguridad …  Las emociones forman parte de ti y te completan como ser.

La tristeza: momentos de recogimiento y reflexión

Según un principio budista, “lo que resistes, persiste.  Lo que aceptas, se transforma”.  Aquéllas emociones que no expresas, que retienes, que encadenas dentro de ti, seguirán ahí contigo.  En cuanto las sueltes, aceptando lo que ha ocurrido, tu realidad cambiará, habrás evolucionado, te habrás transformado en un ser que se conoce y acepta.

El antídoto para la tristeza, sobre todo aquélla que arrastramos a lo largo de los años; conversaciones pendientes, malentendidos no solucionados, pérdidas repentinas, heridas que se creían incurables, es el perdón.  Saber perdonar es una forma de liberación.  Al perdonar, sanas, vacías, limpias, te desprendes del dolor y puedes seguir adelante con tu vida.

4 máscaras

Foto de Google Images

La rabia: un volcán en erupción ¿o no?

La rabia, el enojo, la ira o la frustración son manifestaciones de hostilidad hacia una situación o hacia una persona, y en ocasiones, hacia uno mismo.  Cuando uno de nuestros valores es traicionado, sentimos enojo o rabia. Es legítimo y humano sentirse así.  El peligro de la rabia es que al expresarla es fácil herir sentimientos y empezar una espiral en escalada que puede tener consecuencias no deseadas.

Una herramienta que funciona muy bien para la rabia o el enojo es el “tapping” o acupuntura digital, que mediante suaves y leves golpecitos con los dedos sobre meridianos de acupuntura se logra desbloquear y liberar la emoción negativa.

Si no se quiere explorar esta técnica, se puede mitigar la rabia o el enojo siguiendo 3 simples pasos:

  1. Acepta que estas enfadado y pronuncia las palabras (en voz alta): “estoy enfadado” “ahora siento rabia”.  Permítete estar enfadado.  No te juzgues por ello.
  2. Escribe en un papel, con muy buena letra, los hechos que causan tu enfado y analízalos uno a uno. Te darás cuenta, al hacerlo, que no hay para tanto.
  3. Busca una manera de liberar esta tensión, por ejemplo: grita, haz deporte, canta, golpea algo (no a alguien).

El miedo: un fiel aliado

Ésta es una de las emociones humanas que más me gustan.  Al principio le tenía miedo al miedo, pero ahora he aprendido a vivir con él y a aprovecharlo.  Gracias al miedo, podemos sobrevivir y protegernos de agentes externos que consideremos amenazas.  Por eso es un fiel aliado, porque nos advierte de un peligro y nos da una información valiosa, si lo escuchamos.  El problema del miedo es que llega un momento que ocupa tanto espacio, que nos paraliza.  Ante una situación de miedo, primero, respira hondo llevando oxígeno a tu cerebro.  Segundo, vuelve a respirar hondo.  Desde la serenidad, analiza aquello que te da miedo.  Descubrirás que el 90% de las veces, las amenazas son imaginarias.  ¿Qué te apuestas?  Después de analizar lo que te asusta, aprende o actúa.  Para que el miedo no te bloquee, te propongo la fórmula POR (miedo en catalán):  Para, observa y reacciona.

La alegría: contágiala!

La alegría es una de las cuatro emociones básicas.  Crea situaciones de alegría: comparte, ríe, sonríe, celebra, premia(te), da las gracias, presta ayuda, ten gestos con los demás, besa, abraza, siéntete pleno y feliz.

Para entender y gestionar mejor las emociones, os recomiendo el libro: “Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman.  La inteligencia emocional es la capacidad de tomar consciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones, mejorar el trabajo en equipo y adoptar una actitud empática y social.  ¡Feliz lectura!

Miriam Fisas
La Coach de Lanzarote
Anuncios

Un pensamiento en “Las máscaras y el Carnaval

  1. Pingback: Primer aniversario Sinergia Insular | Sinergia Insular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s